Buscar
  • Filosofía Afilada

Carta a William Hockig de Edmund Husserl (1920)



Hoy se recuerdan 100 años del fin de la Primera Guerra Mundial. Una guerra brutal no sólo por sus dimensiones, sino también por la renovación táctica impulsada por el desarrollo científico y técnico. Aviones, teléfonos, carros blindados, armas automáticas y gases tóxicos se usaron por primera vez. Es decir, la ciencia y la tecnología, consideradas por la modernidad como las cumbres de la producción humana, sirvieron para el enfrentamiento y la aniquilación de las civilizaciones.


Para Edmund Husserl (1859-1938), uno de los filósofos más prolíficos de la historia, la Gran Guerra estremeció los ideales de civilización de la Ilustración. ¿Qué ha fallado para que uno de los productos más valiosos de la razón, la ciencia, haya sido puesto al servicio de la aniquilación de los otros seres humanos? 


En dos obras emblemáticas Husserl propondrá una respuesta sin sacrificar su racionalismo: los artículos conocidos hoy como "Renovación del hombre y de la cultura" y el libro póstumo "La crisis de las ciencias europeas y la fenomenología trascendental".


(La correspondencia de Husserl aún no ha sido traducida al español. Pero aquí puedes descargar La crisis de las ciencias europeas y aquí puedes descargar los artículos sobre Renovación)


#Husserl

3 vistas0 comentarios

de

© 2018-2020 por Filosofía Afilada

  • Facebook
  • Instagram